COMUNICADO:

Estimados visitantes:

Como ustedes ya lo notaron, nuestras páginas incluyendo el blog principal no han tenido publicaciones nuevas desde que empezó el año 2019 debido a razones involuntarias, desinterés de parte del equipo, tiempo disponible y otras razones internas afectando a nuestros seguidores tanto en los mismos blogs como en las redes sociales. El Grupo LECV140291 está tomando medidas al respecto sobre este problema. Habrá algunos cambios en las páginas, posible nuevas políticas, habrá mas contenido clasificado (especialmente para LECV140291 Anime y LECV140291 Historial la cual ya lo poseemos), las noticias seguirán pero con un formato diferente.

Agradecemos a todos nuestros seguidores y visitantes que, aunque no hubo publicaciones dentro de un buen tiempo están ahí, de todas maneras planeamos continuar el servicio y no detenerlo, salvo que surja una circunstancia mayor o a fuerza que lamentablemente originaría nuestro cierre (cosa que nadie quisiera en la vida, menos nosotros), le avisaríamos por todos nuestros medios con anticipación.

Grupo LECV140291.

Estimado seguidor o visitante:

Debido al tiempo y a la inmensa cantidad de noticias encontradas, estaremos cambiando el formato para las futuras publicaciones, será mostrado y enlazado a la página original de la fuente, respetando que el contenido mostrado no es de nosotros sino de su respectivo dueño, editor o personal que redacta la publicación. Esto aplicará solo a la página LECV140291 Blog Oficial.

Agradecemos su comprensión.

LECV140291.

sábado, 24 de marzo de 2018

Esto es lo que vale tu privacidad en la Deep Web.


Tras el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica son muchas las personas que, por fin, han empezando a entender la importancia de su privacidad y datos personales. Me atrevería a decir que no ha sido hasta ahora cuando la gente se ha dado cuenta de que los ‘rumores’ eran ciertos, que sí, que Facebook hace dinero con nuestros datos, y que nuestra privacidad tiene un precio. Y sí, lo tiene, y es más bajo de lo que crees, sobre todo si miras en la Deep Web.

Seguramente hayas oído hablar alguna vez del SCAM, el phising, los hackeos de cuentas, etc. Todos estos ataques tienen un fin bastante claro: robar credenciales para vender cuentas legítimas al mejor postor. Sí, hay un mercado negro de cuentas de redes sociales, plataformas de comercio electrónico, servicios de streaming, y tu cuenta, tu perfil personal, se vende más barato de lo que puedas llegar a imaginarte. ¿Que tu privacidad no tiene precio? No sabes lo equivocado que estás.

Tus cuentas en redes sociales no valen ni 10 euros:
Fuente: TopioVPN
Ha sido Fractl, una conocida agencia de marketing de contenidos, la que ha llevado a cabo la investigación para conocer cuánto valen tus datos en Internet. Para ello, la agencia revisó todas las listas relacionadas con los fraudes del robo de cuentas en los principales mercados negros de Internet: Dream, Point y Wall Street Market. Esto lo hicieron a través de Tor, un navegador anónimo del que ya hemos hablado en más de una ocasión.

Como puedes ver en la infografía superior, tus cuentas de Twitter, Facebook, Instagram y LinkedIn valen, en total, 10 dólares, es decir, 2,5 dólares cada una. Por solo 2,5 dólares, una persona puede acceder no solo a tu cuenta de Facebook, sino a todos los servicios en los que has iniciado sesión con ella: Airbnb, Playstation, Instagram, etc. Lo mismo ocurre con tu cuenta de Gmail, cuyo precio es de 2,38 dólares. Una cuenta de PayPal vale alrededor de 247 dólares, una de Amazon unos 40, y una de Netflix o Spotify unos 10.

¿Y de qué dependen los precios? Del mercado. En la Deep Web opera la ley de la oferta y la demanda, es decir, cuantas más cuentas haya, más baratas se venden. Eso explica el alto precio de las de PayPal y el bajo coste de las de Facebook, que son más fáciles de obtener. Un ataque de phising a la persona adecuada y listo, tienes una cuenta nueva que puedes vender por dos euros.

Pongámonos serios, porque tu pasaporte y tus selfies también se venden
Fuente: Daily Mail
Las cuentas en redes sociales se venden baratas, pero seguramente te hayas fijado en que hay otro apartado que destaca sobre los demás: las pruebas de identidad. Es posible comprar pasaportes reales por 62 dólares, y una prueba de identidad, como podría ser un selfie, por poco más de 20. ¡Qué divertido es subir fotos a Facebook, Instagram, Twitter, etc! Como ves, cuando la gente dice que tengas cuidado con lo que subes, lo dice con conocimiento de causa.

En definitiva, por el módico precio de 1.200 dólares, unos 970 euros, cualquier persona puede hacerse con el pack completo de tu identidad, que incluye tus cuentas en redes sociales, datos bancarios, pruebas de identidad, acceso a correo electrónico, e incluso tu número de teléfono, de la seguridad social, dirección de facturación, etc. ¿Cómo era eso de que tu privacidad no tiene precio?

Si quieres evitar este tipo de fraudes, es recomendable habilitar la verificación en dos pasos, comprar con tarjetas virtuales temporales –pregunta a tu banco por ellas– y asegurarse varias veces de que la web que se está visitando es legítima y segura. Esto lo sabrás, entre otras cosas, por el símbolito del candado en la barra de búsqueda y porque el dominio empieza por https. Y por dios, cabeza y sentido común. Si un programa te dice que puedes descargar películas de Netflix gratis es porque está intentando timarte. Cuando algo es gratis, amigo mío, tú eres el producto.





Fuente:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario