COMUNICADO:

Estimados visitantes:

Como ustedes ya lo notaron, nuestras páginas incluyendo el blog principal no han tenido publicaciones nuevas desde que empezó el año 2019 debido a razones involuntarias, desinterés de parte del equipo, tiempo disponible y otras razones internas afectando a nuestros seguidores tanto en los mismos blogs como en las redes sociales. El Grupo LECV140291 está tomando medidas al respecto sobre este problema. Habrá algunos cambios en las páginas, posible nuevas políticas, habrá mas contenido clasificado (especialmente para LECV140291 Anime y LECV140291 Historial la cual ya lo poseemos), las noticias seguirán pero con un formato diferente.

Agradecemos a todos nuestros seguidores y visitantes que, aunque no hubo publicaciones dentro de un buen tiempo están ahí, de todas maneras planeamos continuar el servicio y no detenerlo, salvo que surja una circunstancia mayor o a fuerza que lamentablemente originaría nuestro cierre (cosa que nadie quisiera en la vida, menos nosotros), le avisaríamos por todos nuestros medios con anticipación.

Grupo LECV140291.

Estimado seguidor o visitante:

Debido al tiempo y a la inmensa cantidad de noticias encontradas, estaremos cambiando el formato para las futuras publicaciones, será mostrado y enlazado a la página original de la fuente, respetando que el contenido mostrado no es de nosotros sino de su respectivo dueño, editor o personal que redacta la publicación. Esto aplicará solo a la página LECV140291 Blog Oficial.

Agradecemos su comprensión.

LECV140291.

Buscar en este blog:

lunes, 9 de abril de 2018

Armas, drogas, snuff y porno infantil: un viaje al abismo de la dark web.


La deep web (red profunda) ha formado parte del conocimiento público desde hace muchos años, aquel enorme espacio del internet donde residen las páginas que no son indexadas por las herramientas de búsqueda como Google, Bing o Yahoo. En estas páginas, aquel que sabe dónde y cómo buscar, puede encontrar contenido e información que suele ser clasificado como privado y restringido en la llamada surface web.

Pero es en la dark web, el rincón oscuro de la deep web, donde se esconde el tipo de contenido que solemos asociar con el abismo del internet. Venta de armas, narcotráfico, videos de snuff y pornografía infantil, entre otros vicios de la era digital, tienen su nido en este jardín de cibercriminales. Es en la dark web donde uno es testigo de la peor cara de la humanidad.

En el siguiente reportaje, Sin Filtros nos ofrece un viaje dantesco al mundo de la dark web, guiados por un par de hackers que han interactuado con sus residentes. Aunque hemos escuchado de la dark web, pocas oportunidades tiene la opinión pública para echarle un vistazo a su actividad comercial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Buscar en este blog: