LECV140291 Blog Oficial informa:

Estimados visitantes:

Las futuras publicaciones de esta página está por ahora detenida. Por lo pronto se espera una respuesta para una nueva administración del contenido de la misma, mientras tanto se gestiona la página hermana LECV140291 Anime por tomar más tiempo de administración.

Para las actualizaciones de cada publicación síguenos por medio de nuestras redes sociales.

martes, 27 de noviembre de 2018

Condenado a 10 años de prisión un joven israelí por dar cientos de alarmas de bomba falsas.

Además se le acusa también de posesión de pornografía infantil y tráfico de drogas. Llegó a ingresar cerca de medio millón de dólares en Bitcoins en la Deep Web.

Un soldado israelí patrulla en un paso fronterizo.

La justicia israelí ha condenado este jueves a un israelí menor de edad a diez años de prisión tras reconocerse culpable de cientos de alertas de bomba. Con ello había alimentado el miedo de una aumento del antisemitismo después del ascenso de Donald Trump a la presidencia estadounidense. 

Entre abril del 2015 y marzo de 2017, el joven vivía en casa de sus padres en Ashkelón (Israel) y había sido escolarizado en casa debido a su autismo. Las alertas las enviaba por correo electrónico o por teléfono. Aproximadamente 2.000 instituciones recibieron sus mensajes. Escuelas, centros comerciales, comisarías, hospitales fueron algunos de sus objetivos, según las consideraciones dek tribunal de menores de Tel-Aviv. 

Sembró el pánico especialmente en multitud de centros comunitarios judíos y sinagogas de Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Avisaba de un atentado inminente o de la explosión de una bomba y utilizaba dispositivos para modificar su voz.


Investigación.

La multiplicación de alertas por bomba fue suficientemente destacada para que se iniciara una investigación simultánea en múltiples países y para que el FBI desplazara agentes a Israel. Su arresto el 23 de marzo después de la identificación de su dirección IP y de su ordenador había suscitado una atención considerable.

A pesar de que las autoridades israelís no han divulgado su nombre dada su minoría de edad durante la mayor parte de los delitos de los que se le acusa, las autoridades estadounidenses lo han identificado como Michael Ron David Kadar. El tribunal de menores de Tel-Aviv lo ha condenado a diez años de cárcel y multa por valor de 14.000 euros.

El joven era un usuario experimentado en la Deep Web, donde promocionaba sus servicios para amenazar a personas o organizaciones. Con este trabajo llegó a ganar medio millón de dólares en Bitcoins, la criptomoneda más destacada del mundo. 


Perfil:

Según el fallo del juicio "la idea le venía mirando vídeos en línea y leyendo artículos, (él dice) que las amenazas le producían un estado de excitación". Micheal Ron Davi Kadar ha sido juzgado también por tráfico de estupefacientes y posesión de pornografía infantil. 

La defensa del joven arguyó que no era consciente de sus acciones porque era autista y sufría tumores cerebrales. El tribunal reconoció su condición mental pero creyó que el acusado "posee un coeficiente intelectual elevado y comprende bien el alcance de sus actos". El tribunal afirma que sin la condición de autista la pena habría sido "más elevada".

Una parte de la comunidad judía está preocupada por este caso, ya que favorece las teorías del complot judío y dificulta la lucha contra el antisemitismo.





Fuente:
https://www.elperiodico.com/es/internacional/20181122/condenado-a-diez-de-prision-un-hombre-que-daba-alarmas-de-bomba-falsas-7162005

No hay comentarios.:

Publicar un comentario