LECV140291 Blog Oficial informa:

Estimados visitantes:

Las futuras publicaciones de esta página está por ahora detenida. Por lo pronto se espera una respuesta para una nueva administración del contenido de la misma, mientras tanto se gestiona la página hermana LECV140291 Anime por tomar más tiempo de administración.

Para las actualizaciones de cada publicación síguenos por medio de nuestras redes sociales. Gracias.

lunes, 4 de diciembre de 2017

“In this Corner of the World”, El ánime que muestra a Hiroshima antes de la bomba atómica.

Inspirada en el manga de Fumiyo Kōno del mismo nombre, la cinta nos lleva a un pequeño pueblo de Hiroshima devastado por la Segunda Guerra Mundial.
Mientras Hayao Miyazaki se encuentra bastante ocupado en el recientemente reabierto Studio Ghibli para trabajar en lo que será la última película de su carrera, la animación japonesa sigue dando de qué hablar: el año pasado la película Your Name se convirtió en la más taquillera de ese país, y animadores que trabjaron previamante con Ghibli crearon su propio estudio para traernos películas como Mary and The Witch’s Flower.

Sin embargo, el año pasado también se estrenó en Japón la cinta In This Corner of The World del director Sunao Katabuchi, siendo votada por los críticos como la mejor película japonesa del 2016 (incluyendo las de acción en vivo): fue la primera cinta animada en ser seleccionada como la mejor película del año desde Tonari no Totoro (Mi Vecino Totoro) de Hayao Miyazaki y Studio Ghibli en 1988, así que ya sabemos que el trabajo de Katabuchi es algo realmente especial.

El filme, inspirado en el maga de Fumiyo Kōno del mismo nombre, cuenta la historia de la adolescente Suzu, quien en 1944 se muda a la pequeña ciudad de Kure en Hiroshima para vivir con la familia de su esposo, pero sin embargo, su vida se ve sumida en el caos cuando su ciudad es bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial. Gracias a su perseverancia y valentía, conocemos un poco más sobre la conmovedora e inspiradora historia de los desafíos cotidianos que enfrentaron los civiles japoneses en medio de un país violento y devastado por la guerra.
Para lograr ser fiel a la época y al pueblo de Hiroshima en el que está ambientada la historia, Katabuchi y su equipo investigaron sin cesar sobre el lugar, y tuvieron cientos de entrevistas con sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial, quienes sirvieron como testigos presenciales para ayudarlos a completar los dibujos del pueblo hasta el más mínimo detalle. Con un team de animadoras femeninas (entre las que también se incluye la esposa de Katabuchi, Chie Uratani, quien también fue la asistente de dirección), le dieron vida al personaje de Suzu, y a los matices de su vida como esposa y como dibujante.

Claro está, uno de los momentos más difíciles de la película fue animar el bombardeo a Hiroshima, y el efecto que este tuvo en una población civil inocente y alejada del conflicto. En una entrevista, Katabuchi decía que mucha de las personas que entrevistó le relataban lo hermosos y poéticos que se veían los aviones B-52 en el cielo antes de dejar caer las bombas, y que en la película trató de ser lo más real posible a los testimonios y a la historia, dejando que los dibujos hablaran por él.
“Creo que animar esta película me permitió expresarme. No solo a través de Suzu, sino a través de la gente que la rodea, la ciudad, la bahía, el océano, el cielo, todo eso. Por supuesto, es posible hacer muchos efectos CGI y construir ese mundo técnicamente, pero no es lo mismo cuando se trata de una típica ama de casa. Lo hermoso del animé es que puede expresar lo que sucede afuera, pero también lo que está sucediendo en el alma”.

Fuente:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario