COMUNICADO:

Estimados visitantes:

Como ustedes ya lo notaron, nuestras páginas incluyendo el blog principal no han tenido publicaciones nuevas desde que empezó el año 2019 debido a razones involuntarias, desinterés de parte del equipo, tiempo disponible y otras razones internas afectando a nuestros seguidores tanto en los mismos blogs como en las redes sociales. El Grupo LECV140291 está tomando medidas al respecto sobre este problema. Habrá algunos cambios en las páginas, posible nuevas políticas, habrá mas contenido clasificado (especialmente para LECV140291 Anime y LECV140291 Historial la cual ya lo poseemos), las noticias seguirán pero con un formato diferente.

Agradecemos a todos nuestros seguidores y visitantes que, aunque no hubo publicaciones dentro de un buen tiempo están ahí, de todas maneras planeamos continuar el servicio y no detenerlo, salvo que surja una circunstancia mayor o a fuerza que lamentablemente originaría nuestro cierre (cosa que nadie quisiera en la vida, menos nosotros), le avisaríamos por todos nuestros medios con anticipación.

Grupo LECV140291.

Estimado seguidor o visitante:

Debido al tiempo y a la inmensa cantidad de noticias encontradas, estaremos cambiando el formato para las futuras publicaciones, será mostrado y enlazado a la página original de la fuente, respetando que el contenido mostrado no es de nosotros sino de su respectivo dueño, editor o personal que redacta la publicación. Esto aplicará solo a la página LECV140291 Blog Oficial.

Agradecemos su comprensión.

LECV140291.

Buscar en este blog:

viernes, 15 de diciembre de 2017

Los usuarios siguen pirateando y usando torrent aunque les den Netflix o similares gratis.

Netflix es en la actualidad la plataforma de streaming de pago más popular de todo Internet. En España compite con plataformas como Movistar+, HBO, Amazon Prime Video, entre otros. Otro enemigo de estas plataformas es la piratería y el torrent, que están tan arraigados en los usuarios que éstos acaban recurriendo a ellos, incluso aunque puedan acceder gratis a estas plataformas.

Ni con plataformas de streaming gratis se puede luchar contra la piratería.
Este tipo de comportamiento es el que han estudiado investigadores de la Carnegie Mellon University y la Universidade Católica Portuguesa, en colaboración con un operador cuyo nombre no han publicado. Así, se comprobó cuáles son los hábitos de uso del torrent y cómo pueden cambiar si se ofrecen alternativas legales gratis a los usuarios.

Para ello, contactaron con una empresa de monitorización de BitTorrent para analizar lo que descargaban los usuarios de ese operador. Luego, crearon dos grupos: a uno les dieron 45 días de suscripción gratis a un servicio de televisión, películas y series para ver contenido en streaming. Al segundo grupo no le dieron nada, actuando como grupo de control.

El estudio demostró algo que ya se intuía desde el principio: que la piratería es más difícil de derrotar de lo que parece. Quienes recibieron la suscripción vieron más la televisión, pero los hábitos de descargas torrent no cambiaron apenas. Los hogares que recibieron el regalo aumentaron un 4,2% el consumo de televisión, mientras que redujeron las descargas y subidas a Internet un 4,2% y un 4,5% respectivamente. Sin embargo, la probabilidad de usar BitTorrent no cambió durante el experimento.

El principal problema es que, además de lo difícil que es cambiar de hábitos, no todo el contenido que los usuarios querían estaba disponible en esa plataforma (sólo el 12% del contenido encajaba con sus preferencias). Si un usuario sigue una serie, y no está disponible la plataforma que le ofrecen, va a seguir recurriendo a piratearla como hacía antes. Netflix es la plataforma que más contenido tiene, y aun así sólo el 50% de su contenido encaja con las preferencias de sus usuarios.

Sin embargo, si el contenido que querían ver sí estaba en la plataforma, los investigadores descubrieron que sí había un efecto en el tráfico de torrents, disminuyendo un 45%, y un 18% la probabilidad de usarlo. Este tipo de comportamiento ya lo vimos con Juego de Tronos, que tuvo menos piratería este año que en 2016.

Falta de contenido y el precio: principales inconvenientes para los piratas.
Con esto vemos uno de los principales problemas de las plataformas de pago: la cantidad de contenido que ofrecen a sus usuarios. Debido a los altos costes de las licencias, es muy difícil tener un gran abanico de contenido sin invertir decenas de millones de euros. Esto complica competir con el torrent, donde hay webs que tienen todos los capítulos de todas las series fácilmente accesibles y pudiendo almacenarse offline para verlos sin necesidad de estar conectados a Internet.

Además, en muchas ocasiones no se puede acceder legalmente a ese contenido desde otros países al mismo tiempo que se lanza. Por ejemplo, Peaky Blinders lleva ya tres capítulos emitidos de la cuarta temporada y no se pueden ver de manera legal desde España.

Aunque se ofreciera más contenido, sería difícil que se redujera la piratería porque los usuarios tendrían todavía que pagar por el servicio. El máximo que los usuarios estaban dispuestos a pagar era de 3,25 dólares al mes a cambio de una cantidad de contenido similar a la de Netflix en Estados Unidos. Ese precio sólo se puede conseguir si eres de los que comparte cuentas con conocidos.

La conclusión del estudio es muy clara:
Ni aunque aumentara el contenido y disminuyera el precio se iba a poder acabar con la piratería (si acaso, se podría disminuir algo). La fragmentación de estas plataformas irá aumentando los problemas para luchar contra la piratería, porque los usuarios no se pueden permitir pagar por decenas de plataformas para acceder legalmente a todo el contenido.



Escrito por Alberto García.



Fuente:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Buscar en este blog: